Contáctanos en el +34 616 166 159 o en info@urrizaasesores.com

Razones para cambiar de asesoría

Razones para cambiar de asesoría

Existen varios motivos por los que una empresa o autónomo deciden cambiar de asesoría. Puede que sea el precio, pero normalmente el motivo del cambio es más profundo.

Estas son las razones más comunes que pueden llevarte al cambio

  1. No te sientes atendido. No te llaman, no te escriben para informarte de asuntos importantes como subvenciones u otras ventajas de las que podrías sacar provecho.
  2. No tienes relación con tu asesor. Puede que ni siquiera lo conozcas. No sabes quien gestiona la información de tu negocio. El trato es impersonal y lo que necesitas es a alguien con quien contar y a quien poder llamar.
  3. No te hablan en un lenguaje que puedas comprender, ya sea por que utilizan demasiados tecnicismos o por qué no se preocupan de explicarte las cosas de manera más sencilla.
  4. No tienes claro los servicios que te ofrecen ni el precio que tienes que pagar por las gestiones obligatorias en el año.
  5. No conoces al responsable de la Asesoría. Ese profesional o equipo a quien poder consultar duda generales de tu empresa y que te asesoraran y redirigirán al departamento profesional adecuado a tu consulta: laboral, fiscal, mercantil, jurídico…
  6. Tienes la sensación de que molestas cuando realizas consultas.
  7. Han cometido errores en su gestión y no han asumido su responsabilidad.
  8. No tienes la suficiente confianza en tu asesor. Si pierdes la confianza, por el motivo que sea, es necesario un cambio.

No te preocupes, el cambio de asesoría no tiene por qué ser un proceso desagradable o complicado. Existe una fecha en la que este proceso de cambio es más sencillo para todas las partes implicadas: El 1 de Enero de 2.020.

Por supuesto, es posible realizar el cambio antes, pero son muchas las ventajas de realizar el cambio en la fecha señalada:

1.- El cierre fiscal se produce el 31 de Diciembre.
La asesoría saliente se encargara de cerrar contablemente el ejercicio a fecha 31 de Diciembre y presentara los impuestos devengados en el año.
De esta manera, la nueva asesoría empezara contablemente un nuevo ejercicio fiscal, haciéndose cargo de la confección y presentación de los impuestos del nuevo año fiscal que comienza.

2.- Elimina las posibles duplicidades de trabajo entre la antigua y la nueva asesoría.
Si cambias de asesoría durante el año en curso, es probable que la nueva asesoría tenga que contabilizar nuevamente los meses transcurridos desde el 1 de Enero. Esto se puede evitar, siempre y cuando las dos Asesorías trabajen con el mismo programa contable y se puedan exportar los datos de un programa a otro de una manera ágil y sencilla.

3.- Eliminas ambigüedades por la responsabilidad de posibles errores.
En el caso de que se haya cometido algún error u omisión en la contabilidad o confección de impuestos de un año, es más fácil determinar responsabilidades si únicamente ha habido un gestor o asesor durante ese ejercicio fiscal.

4.- La entrega de documentación es mucho más sencilla.
A la hora de solicitar la documentación es más sencilla, ya que la asesoría saliente deberá entregar toda la documentación e impuestos presentados durante el ejercicio anterior al cambio, sin excepciones.

En Urriza Asesores nuestro Objetivo es acompañarte y comprometernos contigo. Ofrecemos a nuestros clientes toda nuestra experiencia y profesionalidad de manera que no tengas dudas sobre la situación de tu negocio.

Podrás contactar con nosotros siempre que lo necesites, resolveremos las dudas que te surjan en el día a día de tu negocio… Nos comprometemos para que te despreocupes y te dediques al 100% en tu negocio.

Si estas pensando en realizar un cambio, y comenzar el 2.020 con energías renovadas con una Asesoría que cuide de tu negocio, contacta con nosotros. Es un proceso que requiere planificación previa.

¡Te esperamos!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*