Contáctanos en el +34 616 166 159 o en info@urrizaasesores.com

Te contamos por qué es tan importante la planificación fiscal

Te contamos por qué es tan importante la planificación fiscal

La planificación fiscal es un conjunto de estrategias, procedimientos y procesos. Puede ser: mercantil, financiera, tributaria.

Pasos para diseñar la planificación fiscal

Los pasos necesarios para disponer de una correcta planificación en una empresa son los siguientes:

1.- Análisis de la documentación. Debemos disponer de la máxima documentación actualizada posible en materia tributaria
2.- Reporte de ingresos. La falta de diligencia y responsabilidad en el reporte de ingresos nos puede acarrear serios problemas.
3.- Maximizar las deducciones personales. Dentro de la planificación fiscal, hay que contar con las posibilidades que la ley otorga en materia de deducciones.

Ventajas de la planificación fiscal

La planificación de carácter fiscal de una empresa conlleva numerosas ventajas que a corto plazo pueden no vislumbrarse, no obstante, en el largo plazo comprobamos los beneficios.

1- Planificación de impuestos. Debido a la correcta planificación tributaria, ahorramos en costes, posibles sanciones y tiempo en realizar trámites de más.
2.- Optimización de costes fiscales. Asunción de todos los costes fiscales que provengan de un mismo acto productivo.
3.- Prevención de problemas de tesorería. De esta forma evitamos gastos de muy elevado importe, además, también se evitarán problemas de liquidez.
4.- Riesgo mínimo. Habrá seguridad en el futuro del negocio, dentro de la posible incertidumbre económica.
5.- Marco jurídico. Para proteger a la empresa en todo momento.
La importancia y la eficacia de la planificación fiscal es indudable, debido a sus beneficios a largo plazo. De esta forma ahorramos en costes y protegemos la empresa frente a las posibles incertidumbres económicas, de cara al futuro. La práctica más recomendable es que se contraten los servicios de una asesoría fiscal ya que, se tomarán las decisiones de forma conjunta entre la empresa y los asesores fiscales. No hay que considerar tal servicio como un gasto, si no como una inversión a largo plazo. ¿Empezamos?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*