Warning: file_get_contents(): https:// wrapper is disabled in the server configuration by allow_url_fopen=0 in /usr/home/urrizaasesores.com/web/wp-includes/class-wp-image-editor-imagick.php on line 154 Warning: file_get_contents(https://www.urrizaasesores.com/wp-content/uploads/2017/05/CorporateLogo.png): failed to open stream: no suitable wrapper could be found in /usr/home/urrizaasesores.com/web/wp-includes/class-wp-image-editor-imagick.php on line 154
Contáctanos en el +34 616 166 159 o en info@urrizaasesores.com

Impuestos para los e-commerce

Impuestos para los e-commerce

Hoy en día, con la situación actual desencadenada por el COVID-19, cada vez son más los comercios digitales que se desarrollan. A raíz de ello, es importante que conozcamos a qué impuestos están sujetos este tipo de negocios, sus obligaciones fiscales y su repercusión.

¿A qué impuestos está sujeto nuestro e-commerce?

En primer lugar, nuestra empresa online o e-commerce debe estar dada de alta en la Seguridad Social y cumplir con la Ley de Protección de Datos. Posteriormente a todo ello, la empresa deberá asumir unos requisitos fiscales.

Primero, nos encontramos con el IRPF o impuesto de la renta de las personas físicas. Debemos declarar este de manera trimestral y, posteriormente, reflejarlo en la declaración de la renta. Cabe destacar que este impuesto consiste en un porcentaje de retención que se aplica sobre los ingresos. Los porcentajes varían (7 %, 20 %, etc.) según nuestra antigüedad como empresarios o la cantidad total de beneficios que obtenemos.

En segundo lugar, está el IVA o impuesto de valor añadido. Para saber qué cantidad de este impuesto hemos de aplicar, es necesario que conozcamos la sede fiscal donde se encuentre nuestra empresa online y hacia qué sitio vendemos los productos. Dependiendo de ambas cosas, el porcentaje de IVA aplicable varía o, en algunos casos, no se aplica.

Además, tenemos el recargo de equivalencia. Cabe destacar que este tipo de tasa es un régimen especial dentro del anteriormente citado IVA. Afecta principalmente a los minoristas. Existen varios tipos de recargo de este impuesto que se denominan general, reducido y superreducido.

El impuesto de sociedades es el último requisito fiscal. Se ha de pagar este impuesto, que es anual, el cual grava el beneficio que ha sido registrado previamente en el comercio digital. Para calcularlo, se ha de llevar una contabilidad bastante precisa y altamente detallada. Se aplica a las empresas y posee varios porcentajes según se trate de nuevos negocios, pymes o microempresas.

Debido al auge del comercio digital por la situación actual de pandemia, no sería raro ver que la fiscalidad de estos comercios cambie y evolucione en un futuro. Hemos de estar muy atentos para mantenernos al día sobre qué requisitos fiscales necesita nuestro negocio virtual.

Para la tranquilidad del cliente, desde Uriza Asesores ofrecemos nuestros servicios de gestoría para hacer de los comercios digitales unos negocios seguros y siempre al tanto de cualquier novedad fiscal que los afecte. Desde nuestra empresa, queremos ofrecer al cliente la mayor confianza para llevar su negocio virtual, con la seguridad de que Uriza Asesores se encargará de todo y de que podrá llevar a cabo su trabajo de manera despreocupada. Además, disponemos de un servicio de asesoría online para que el cliente se sienta seguro y conectado en todo momento para cualquier duda e información sobre el estado de sus gestiones.